la oración y meditación alimento del alma

la oración y meditación alimento del alma

domingo, 8 de marzo de 2009

El secreto de la vida está en la vida misma (2)

foto:http://www.flickr.com/photos/jam343/1703693/ Para ti Mirenchu ,este cuento,que como decía más arriba ,comentamos ahora lo pongo,espero que sigamos descubriendo en lo simple la VERDAD. Uno de los más renombrados sabios de la antigua India fue Svetaketu, el cual obtuvo su sabiduría del siguiente modo:cuando no tenía más que siete años,su padre le envió a estudiar los Vedas.A fuerza de aplicación y de inteligencia,el muchacho eclipsó a todos sus condiscípulos,hasta el punto de que con el tiempo,fue considerado el mayor experto viviente en las Escrituras...cuando apenas había dejado atrás la juventud. De vuelta a casa,su padre, para poner a prueba el talento de su hijo ,le hizo esta pregunta:¿Has aprendido lo que, una vez aprendido,hace que ya no sea necesario aprender más?.¿ Has descubierto lo que una vez descubierto lo que una vez descubierto,hace que cese todo sufrimiento? ¿Has conseguido saber lo que no puede ser enseñado? "NO", respondió Svetaketu. "Entonces " dijo su padre,"lo que has aprendido en todos estos años no sirve para nada,hijo mío." A Svetaketu le impresionó tanto la verdad de las palabras de su padre que se puso desde entonces a descubrir ,a través del silencio,la sabiduría que no puede expresarse con palabras. Cuando se seca el estanque y se quedan los peces sin una gota de agua,no basta con echarles el aliento o tratar de humedecerlos con saliva:hay que tomarlos y echarlos al lago. No trates de animar a las personas con doctrinas;devuélvelas a la realidad.Porque el secreto de la vida hay que encontrarlo en la vida misma,no en las doctrinas sobre ella.

4 comentarios:

le8al dijo...

yo creo que el secreto de la vida está en la naturaleza, se rige por una sabiduría que nunca llegaremos a comprender...
precioso blog,y el gatito un encanto!!!
:)

Carmen Fabiola dijo...

sí la naturaleza nos enseña mucho ,pero con el ajetreo de la vida no nos damos cuenta.
Gracias por pasarte por este blog,siempre serás bienvenida¡¡¡;)))

Gustavo dijo...

Simple, profundo y al punto. Me encantó la lectura :-) Gracias.

Carmen Fabiola dijo...

A ti Gustavo por venir al blog, me alegra que te haya gustado ,a mí me gustó este cuento porque habla del silencio, ya sabes el "ZAZEN".
UN SALUDO ZEN.