la oración y meditación alimento del alma

la oración y meditación alimento del alma

jueves, 27 de noviembre de 2008

Un día es solo un día

Un día es solo un día
Un noble pidío al maestro Zen Takuan
que le indicase alguna forma para matar
el tiempo.Los días se le hacían
intolerablemente largos en su
despacho sentado rigidamente
hora tras hora, recibiendo el
homenaje de unos y otros.
Takuan escribío ocho
caracteres chinos
y los entregó
al noble:
UN DÍA ES SOLO UN DÍA;
LA JOYA MÁS GRANDE ES COMO EL DÍA MÁS CORTO.
ESE DÍA NUNCA VOLVERÁ,
CADA SEGUNDO VALE LO QUE UNA JOYA SIN PRECIO.
Del libro carne de zen huesos de zen.
Edit Ahimsa.

2 comentarios:

martuki dijo...

Me ha encantado!cuánta verdad encierra éste poema!me parece precioso y debería ser una máxima en nuestras vidas!un besazo

carmenfaby dijo...

Un poema son las recetas que haces Martuki :)